Metodología para el desarrollo de software

El método de cascada se considera el método tradicional de desarrollo de software. Es un modelo lineal rígido que consiste en fases secuenciales (requisitos, diseño, implementación, verificación, mantenimiento) en las que se logran distintos objetivos. Cada fase debe estar 100% completa antes de que pueda comenzar la siguiente, y tradicionalmente no hay un proceso para volver a modificar el proyecto o la dirección.

Pros y contras

Pros: La naturaleza lineal de este método hace que sea fácil de entender y manejar. Los proyectos con objetivos claros y requisitos estables pueden utilizar mejor el método de cascada. Los gerentes de proyecto menos experimentados, los equipos de proyecto y los equipos cuya composición cambia con frecuencia pueden beneficiarse más del uso de la metodología de desarrollo de cascadas.

Contras: A menudo es lento y costoso debido a la estructura rígida y a los controles estrictos. Estos inconvenientes llevaron a los usuarios del método de cascada a explorar otras metodologías de desarrollo de software.

Metodología de desarrollo rápido de aplicaciones

El desarrollo rápido de aplicaciones (RAD) es un proceso de desarrollo condensado que produce un sistema de alta calidad con bajos costes de inversión. El método de desarrollo rápido de aplicaciones contiene cuatro fases: planificación de requisitos, diseño de usuario, construcción y corte. Las fases de diseño y construcción se repiten hasta que el usuario confirma que el producto cumple con todos los requisitos.

Metodología de desarrollo ágil

Existen muchas formas diferentes del método de desarrollo ágil, incluyendo scrum, cristal, programación extrema (XP) y desarrollo basado en características (FDD).

Pros: Los métodos ágiles intentan minimizar el riesgo (como errores, sobrecostes y requisitos cambiantes) al añadir nuevas funcionalidades mediante el desarrollo del software en iteraciones que son mini-incrementos de la nueva funcionalidad. El beneficio de las iteraciones múltiples es que mejora la eficiencia al encontrar y reparar defectos y desajustes en las expectativas desde el principio.

Contras: Los métodos ágiles se basan en la comunicación en tiempo real, que no proporciona a los nuevos usuarios la documentación necesaria para ponerse al día. Requieren un gran compromiso de tiempo por parte de los usuarios y requieren mucho trabajo porque los desarrolladores deben completar completamente cada característica dentro de cada iteración para la aprobación del usuario.

Metodología de implementación de DevOps

El despliegue de DevOps se centra en el cambio organizacional que mejora la colaboración entre los departamentos responsables de los diferentes segmentos del ciclo de vida del desarrollo, como el desarrollo, la garantía de calidad y las operaciones.

Pros: DevOps se centra en mejorar el tiempo de lanzamiento al mercado, reducir la tasa de fallos de las nuevas versiones, acortar el tiempo de entrega entre reparaciones y dar prioridad a las interrupciones mínimas y a la máxima fiabilidad. Para lograrlo, DevOps tiene como objetivo automatizar la implementación continua para asegurar que todo suceda sin problemas y de manera confiable.

Contras: Incluso a la luz de sus beneficios, hay algunos inconvenientes para los DevOps:

  • Algunos clientes no quieren actualizaciones continuas de sus sistemas.
  • Algunas industrias tienen regulaciones que requieren pruebas exhaustivas antes de que un proyecto pueda pasar a la fase de operaciones.
  • Los diferentes entornos utilizados en los diferentes departamentos pueden permitir que los problemas no detectados entren en producción.
  • Algunos atributos de calidad requieren la interacción humana, lo que ralentiza el proceso de entrega.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *