5 maneras de cuidar su vehículo Toyota

Queremos ayudarle a mantener su inversión funcionando bien. Así que aquí hay cinco grandes maneras de asegurarse de que su Toyota le da muchas millas de servicio. Recuerda que puedes adquirir piezas de coche en desguaces.eu!

Cambiar el aceite del motor regularmente

El aceite de motor es un lubricante diseñado para funcionar en condiciones bastante extremas. Pero con el tiempo se romperá y perderá su efectividad. Cuando lo haga, debes asegurarte de cambiarlo para que el motor funcione bien y sin problemas. Toyota ha programado intervalos en los que se debe cambiar el aceite del motor, el tiempo se mide en millas recorridas y el tiempo desde el último cambio. Mantenerse al día con el programa es lo mejor que puedes hacer por tu vehículo.

Mantén los neumáticos inflados

Hay algunas cosas que mantener los neumáticos inflados le ayudará, y no todas son realmente obvias. Primero, mantener los neumáticos inflados mantiene el dinero en tu bolsillo manteniendo tu coche funcionando con una eficiencia óptima. Los neumáticos son el punto de contacto con la carretera, por lo que si el motor tiene que empujarlos con más fuerza porque son demasiado blandos, te estarás comiendo el presupuesto de gasolina. Y mientras el motor está ocupado empujando esos neumáticos con más fuerza, también significa que el motor está trabajando más de lo que debería. Ese trabajo extra se traduce en un desgaste adicional porque el motor tiene que bombear más potencia para mantener los neumáticos en movimiento. Y ese trabajo extra significa que el aceite está trabajando más duro, y eso significa que le pedirás que haga más trabajo y se cansará antes, lo que significa que el motor pierde eficiencia. Es un círculo vicioso que puede evitarse simplemente manteniendo los neumáticos a la presión recomendada en el costado del neumático.

Revise la banda de rodamiento de los neumáticos

Los neumáticos son importantes para el funcionamiento general de sus vehículos. Sin ellas, te sería difícil conseguir mucho trabajo del resto de tus mecánicos. Y lo más importante para el neumático es la banda de rodadura. Cuando la banda de rodadura de la llanta funciona como debería, su vehículo mantiene un contacto óptimo con la superficie de la carretera. Cuando está mojado, los surcos de la banda de rodamiento canalizan el agua lejos del neumático para que el caucho se pueda conectar, cuando está seco, la banda de rodamiento sirve para mejorar el agarre en la carretera. Por lo tanto, cuando la banda de rodamiento está desgastada, se corre el riesgo de perder el control del vehículo. Y cuando pierdes el control, ocurren cosas malas.

Revisa los cinturones

Los motores modernos ya no tienen tantas correas como antes. En la mayoría de los motores, de hecho, sólo hay una correa llamada la serpentina. La serpentina distribuye la potencia de rotación desde el cigüeñal principal del motor a las diversas bombas y sistemas que necesitan ser girados para hacer cosas como hacer funcionar una bomba de agua, girar el compresor del aire acondicionado y hacer funcionar el alternador. La serpentina está hecha de goma y cuerda de fibra y con el tiempo se desgasta. En algún momento, la correa fallará, y eso no es bueno si estás en medio de la conducción. Así que controlar la salud de la correa te ayudará a reemplazarla antes de que falle y a que tus transmisiones no sufran incidentes.

Mantenga los filtros limpios

Todo lo que entra en su motor y tren de conducción debe estar limpio y sin impurezas: Esta limpieza se hace a través de filtros. Y como todo lo demás, los filtros se desgastan con el uso. Un filtro desgastado puede causar problemas como un bajo rendimiento de la gasolina, un desgaste excesivo del motor o una transmisión estropeada, por lo que es importante mantenerlos limpios. Como parte de su mantenimiento regular, los filtros deben ser revisados y reemplazados si están demasiado sucios para hacer el trabajo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *